Home Blog


Blog


LUA NO SE ENCUENTRA BIEN

Veterinaris Montuiri - tumor mama

Lua es una perrita de 10 años de edad que acudió de urgencias un sábado por la tarde al Hospital de Llucmajor porque le había salido un bulto en las mamas. Los propietarios estaban muy preocupados porque no se lo habían visto antes y era un nódulo muy grande.

En la exploración física Lua tenía fiebre y dolor cuando le tocaban el bulto, que estaba localizado en la zona de las mamas. Se realizó una analítica de sangre y radiografías para conocer la extensión de la lesión. En los análisis había alteraciones derivadas de la fuerte inflamación.

Las principales sospechas fueron que Lua tuviera una fuerte mastitis o un tumor de mama. Se empezó un  tratamiento antibiótico y antiinflamatorio y se citó unos días después para ver la respuesta y hacer más pruebas si era necesario.

Después de unos días de antibiótico y antiinflamatorio el nódulo se mantenía igual, así que se hizo una citología que fue compatible con un tumor. A la vez se hicieron radiografías de tórax para valorar si había metástasis, ya que la mayor parte de tumores malignos de mama acaban reproduciendo en el pulmón.

Afortunadamente en las radiografías no se vieron indicios de metástasis y se citó a Lua para cirugía, para intentar sacar el tumor o, al menos, hacer una biopsia que nos dijera qué tipo de tumor era y poder dar un pronóstico. Hay distintos tipos de tumores de mama y según el tipo pueden ser más o menos agresivos. La única manera de diagnosticarlos es mediante una biopsia.

alt


Leer más...
 
ENTREGA PREMIO SORTEO ALIMENTACIÓN GRATUITA DE JULIO

Veterinaris Montuïri - ganador premio julio 2017


Aquí tenemos a Eva Ferrer García, recogiendo el saco de pienso HPM gratuito que ganó Neula. ¡Felicidades!

 
EMILY TENÍA DOLOR ABDOMINAL

Veterinaris Montuiri - piometra

Hace unas semanas tuvimos en consulta de urgencia a Emily, una perra de 9 años de edad de raza Golden retriever que llevaba varios días sin levantarse y que no quería comer. Hacía muy poco que había pasado su celo pero seguía manchando a nivel vaginal. Los propietarios estaban muy preocupados ya que ni se levantaba para salir a pasear.

Durante el examen físico, se vio que Emily tenía hipotermia, es decir, la temperatura más baja de lo normal, pulso débil y mucho dolor a nivel abdominal. Tras la exploración y una ecografía abdominal se diagnosticó a Emily de una piometra.

Una piometra es una enfermedad causada por una infección uterina en la que se acumula gran contenido de material purulento (pus) en el útero. Las bacterias causantes de la infección producen sustancias nocivas para el animal que pueden dar alteraciones a nivel hepático y renal. En ocasiones, puede haber incluso perforaciones en el útero, por el gran acúmulo de material, pudiendo provocar peritonitis o, en el peor de los casos, incluso la muerte. 

Veterinaris Montuiri - ecografía

A Emily se le realizó una analítica general, para poder evaluar su estado general de cara a la cirugía, ya que el tratamiento recomendado en estos casos, es una cirugía de urgencia. Ésta consiste en una ovariohisterectomía o comúnmente conocida como esterilización. La causa de que se produzca esta infección en el útero es un desequilibrio hormonal durante el celo que se puede prevenir con una esterilización temprana. Hay que tener en cuenta que el riesgo quirúrgico es mayor en una cirugía en la que el animal está enfermo a diferencia de si se realiza de forma preventiva en un animal sano.

Emily tenía los parámetros sanguíneos del hígado muy aumentados, así como un aumento de sus glóbulos blancos debido a la infección y anemia.

Tras estabilizarla y realizar la cirugía, Emily comenzó a mejorar rápidamente. Empezaba a tener apetito, a subir su temperatura y por supuesto a dejar de tener ese dolor abdominal como consecuencia de su infección en el útero. A las 72 horas, se le pudo dar el alta médica para que descansara en casa. A día de hoy, los propietarios aseguran que ha rejuvenecido unos años.  

alt


Leer más...
 
YA TENEMOS GANADOR DEL SORTEO DE ALIMENTACIÓN GRATUITA PARA ESTE MES DE AGOSTO

Veterinaris Montuïri - logo


EL AFORTUNADO ES: "JORDI" de Mª Rosa Fornes Esteban.


AUNQUE NO HA TENIDO ACCESO AL PREMIO, RECUERDE QUE POR SOLO HECHO DE SER CLIENTE DE VETERINARIOS MONTUÏRI ENTRA MENSUALMENTE EN UN SORTEO PARA LA ALIMENTACIÓN DE SU MASCOTA DURANTE UN MES. SUERTE!


Veterinaris Montuïri

 
MAL ALIENTO!

Montuiri Veterinaris - campaña dental

Odi es un raterito de 4 años de edad que vino a la consulta de Algaida porque tenía algo en la boca, se frotaba la boca con las patas, babeaba mucho e, incluso, la boca le sangraba un poco y le olía muy mal. Hacía 4 meses había tenido un problema similar pero no tan grave y había mejorado con el antibiótico.

Para explorarle la boca le tuvimos que sedar, debido a que tenía mucho. Odi tenía las encías y la cara interna de los labios muy rojos y con úlceras que sangraban, en los dientes se veía un poco de sarro. No detectamos ningún cuerpo extraño clavado.

Montuiri Veterinaris - estomatitis

Como ya le había pasado otras veces se propuso hacer una limpieza de sarro y una biopsia de la encía. Se realizó una analítica completa y una radiografía de tórax, ya que durante la exploración habíamos detectado un soplo en el corazón. De esta manera podíamos valorar su estado y el grado de su enfermedad cardíaca para hacer una anestesia adaptada y segura. También se hizo un test de leishmaniosis, que fue negativo afortunadamente.

Odi empezó con un tratamiento antibiótico y se le citó para quirófano unos días después, a fin de mejorar la inflamación de las encías antes de la cirugía.

El día de la cirugía se realizó la limpieza de sarro y se tomaron muestras de la encía para biopsia. Había bastante retracción gingival pero las piezas dentales estaban sanas y no fue necesario quitar ninguna. Tras unos días con antibiótico la encía tenía mejor aspecto y no sangraba.

alt



Veterinaris Montuiri - limpieza dentalVeterinaris Montuiri . retracción gingival

A la semana el laboratorio nos envió el resultado de la biopsia, la lesión que tenía Odi era una gingivitis linfoplasmocitaria crónica. Es una inflamación crónica de la encía y la mucosa oral inespecífica, la causa puede ser una reacción al sarro y las bacterias de la boca, pero no siempre se puede encontrar la causa y puede repetirse el problema.

Para tratarla se recomienda una buena limpieza dental y antibióticos, después de la limpieza se debe mantener una buena higiene dental, con cepillado dental y la aplicación de productos desinfectantes directamente en la boca o en el agua que beben. En los casos más graves puede ser necesario el tratamiento con antiinflamatorios o inmunomoduladores.

Odi se ha recuperado muy bien después de la limpieza de sarro y el antibiótico, pero ahora se deberá continuar con la higiene dental diaria con un colutorio y controles periódicos para evitar recaídas.

alt
Laura Gomila
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 57